Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar

FISIOMA Magazine

Tratamiento fisioterapéutico de las lesiones del ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) limita el movimiento de la rodilla por encima de los límites anatómicos: desplazamiento anterior de la tibia, rotación y angulación externa e interna. La rotura del LCA es la lesión más frecuente de cuantas se producen en los ligamentos de esta articulación, con un porcentaje alrededor del 50%. Es una lesión frecuente en el deporte, y una de las más temidas por los deportistas, tanto por el dolor que provoca como por el tiempo que conlleva su recuperación.

Las causas más frecuentes de la lesión de este ligamento están relacionadas con la práctica de ejercicio físico. Una interrupción brusca, giro o cambio de dirección de la rodilla, una hipertensión extrema, saltos y aterrizajes donde la articulación se estira más allá de sus posibilidades anatómicas o el contacto directo (un golpe en el lateral de la rodilla, el impacto contundente de un balón o una barrida excesivamente dura). Todos estos movimientos son frecuentes en deportes como el fútbol, baloncesto, rugby, esquí o atletismo.

Asimismo, las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir estos daños, por causas que se achacan a las diferencias anatómicas y del funcionamiento muscular.

La completa rehabilitación de esta lesión es de capital importancia, ya que las roturas del LCA que no se recuperan bien suelen dar problemas en el futuro. La rodilla es inestable y falla ante la actividad física, y puede conllevar incluso una artritis precoz de la articulación. El problema puede convertirse en crónico.

Al igual que ocurre con otro tipo de lesiones, las del LCA se clasifican según el daño que haya sufrido el ligamento:
•    Grado I: es la lesión más leve, que no afecta a la capacidad global de la rodilla para soportar su peso.
•    Grado II: el LCA se rompe parcialmente, la rodilla se muestra inestable y da problemas al ponerse en movimiento.
•    Grado III: es la lesión más grave del ligamento, en la que este se desprende totalmente, la rodilla falla y se muestra inestable y el dolor es intenso. La mayoría de lesiones del LCA son de este tipo.

El paciente puede oír un crujido premonitorio de la rotura del LCA. A partir de este momento, los principales síntomas serán la inestabilidad de la rodilla, inflamación, dificultad para apoyar la pierna y limitación del movimiento, así como un dolor agudo.

La rotura de este ligamento provoca dificultades en los movimientos de traslación y rotación de la tibia, que puede afectar a otras partes de la rodilla provocando nuevas lesiones en el menisco o en el cartílago, dando en este último caso lugar una artrosis. Esta afección supone la degeneración de este tejido blando, que se convierte en un problema crónico que incapacita al paciente en sus movimientos.

En los casos más graves de rotura del LCA el paciente deberá someterse a una intervención quirúrgica para reconstruir el tejido dañado. No obstante, la mayor parte de estas lesiones podrán hallar solución en un tratamiento conservador basado en la recuperación fisioterapéutica.

Será importante fortalecer los músculos que rodean la articulación para ayudar a la fijación de la misma y evitar posibles recaídas. Una musculatura resistente mejorará los movimientos de la rodilla y precipitará una recuperación más rápida y exitosa.

En FISIOMATALEÑAS disponemos de los mejores profesionales que te ayudarán a rehabilitar tu articulación para que puedas volver a tu actividad diaria con la mayor prontitud y garantías.

Imágenes asociadas

Volver

Últimas entradas...

Tratamiento multidisciplinar de la ATM

Tratamiento multidisciplinar de la ATM
Odontólogos y osteopatas trabajan y colaboran...

¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?

¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?
Seguro que has oído hablar de los novedosos tratamientos...

5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado

5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado
Cada vez más es más conocida la actuación de los...

Nacidos para correr: Corre descalzo

Nacidos para correr: Corre descalzo
“Nacidos para correr”. Así de directo y contundente...

Como correr y no lesionarse

Como correr y no lesionarse
En cada vez más estudios hay comparación entre corredores...

Como correr y no lesionarse

Como correr y no lesionarse
En cada vez más estudios hay comparación entre corredores...
Programas <span>y tratamientos</span>

Programas y tratamientos

Ofrecemos una amplia variedad de programas y tratamientos.

Más info