Vendajes

Un vendaje es la colocación de una venda u otras piezas de lienzo en una zona determinada de modo que se acomoden a la forma de esta región donde se aplican y sujeten el apósito. Su uso más frecuente en la actualidad es cubrir las lesiones cutáneas e inmovilizar las osteoarticulares.

Sus principales funciones son: limitar el movimiento de la parte afectada, fijar apósitos o medicamentos tópicos y férulas impidiendo su desplazamiento, facilitar sujeción a alguna parte del cuerpo o comprimirla, favorecer el retorno de la circulación venosa de las extremidades y moldear zonas del cuerpo.

Pueden encontrarse varios tipos de vendajes:

- Blando o contentivo: se utiliza para contener el material de una cura o un apósito.

- Compresivo: ejerce una compresión progresiva a nivel de una extremidad para favorecer el retorno venoso. También se utiliza para limitar el movimiento de alguna articulación concreta.

- Rígido: inmoviliza completamente la parte afectada.

- Circular: se utiliza para fijar el extremo inicial y final de una inmovilización, fijar un apósito e iniciar o finalizar un vendaje. Este vendaje suele realizarse en lugares no muy grandes como la muñeca, brazo, pierna, pie o los dedos de la mano.

- Espiral: se utiliza normalmente en las extremidades, ya que cada vuelta de la venda cubre una parte bastante grande de la anterior.

- En 8: se utiliza en las articulaciones (tobillo, rodilla, muñeca y codo), ya que de esta forma las permite tener cierta movilidad. Se coloca la articulación en 90º y se efectúa una vuelta circular en medio de ésta, alternando vueltas ascendentes y descendentes hasta formar figuras en ocho.

- Espiga: se sostiene la venda con una mano y se va realizando el vendaje por vueltas. La primera con una inclinación de 45º y la segunda sobre ésta con una inclinación invertida; es decir, de 45º en dirección contraria a la anterior. La tercera vuelta de la venda es como la primera pero avanzando y así hasta que al final tenga un aspecto de “espiga”.

- Vuelta recurrente: se utiliza en las puntas de los dedos y en la cabeza. Después de fijar el vendaje con una vuelta circular se lleva la venda hacia el extremo del dedo y se vuelve hacia atrás con doblez. Al final, se fija con una vuelta circular.

- Velpeau: se utiliza para las lesiones de la cintura escapular. El brazo se coloca a lo largo del tórax con el codo en flexión y la mano más alta que éste y se dan vueltas con la venda alrededor del tórax y el brazo para mantener la posición.

  • Vota el artículo

Comentar este artículo


Los campos marcados con (*) son obligatorios.

 
Volver
 

Últimas entradas...

5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado

Cada vez más es más conocida la actuación de...

Parece ser que sí

En cada vez más estudios hay comparación entre...

Revisión del arte de correr, ¿nos descalzamos?

“Nacidos para correr”. Así de directo y contundente...

Prostatectomía radical y tratamiento

El cáncer de próstata es el segundo tumor...

Los cólicos en bebés y sus posibles soluciones

Los cólicos en bebés se dan por un llanto...

Agenda

ABRIL 2014
MoTuWeThFrSaSu
 123456
78910111213
1415161718
19
20
21222324252627
282930    

Programas y tratamientos

Ofrecemos una amplia variedad de programas y tratamientos.

 
Más info
 

Formación y cursos

Infórmate sobre todos los cursos que FISIOMA pone a tu disposición.

 
Más info