ComparteShare on Facebook
Facebook

Según la Organización Mundial de La salud, la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras.

Hay un elemento imprescindible para desencadenar el ciclo sexual, es la libido. La libido depende fundamentalmente de las hormonas sexuales ( estrógenos y testosterona), del entorno y de los estímulos sensoriales y visuales.

El dolor durante las relaciones sexuales es un problema más frecuente de lo que se suele pensar, afecta tanto a mujeres nulíparas como a mujeres después de dar a luz, aunque la mayoría de los casos nos los vamos a encontrar en el post-parto.

Las patologías más frecuentes son las siguientes:

VAGINISMO: Es un espasmo involuntario de la musculatura de la vagina que imposibilita la penetración o palpación vaginal produciendo un cierre total de la vagina.
Las causas pueden ser:

  1. Orgánica: Existe una alteración de las paredes de la vagina. Puede ser debido a una rigidez o a una estrechez la cual impide la penetración.
  2. Casusas psicológicas: La mujer puede tener miedo a las relaciones sexuales

DISPAREUNIA: Es uno de los problemas sexuales más frecuentes en la mujer con una afectación del 25% . Es el dolor durante las relaciones sexuales. Los síntomas que suelen aparecer son dolor, ardor, escozor, quemazón… impidiendo a muchas mujeres llegar al orgasmo. Existen dos tipos:

  1. Superficial: El dolor se encuentra en la entrada de la vagina. Normalmente aparece después del parto ( por una episiotomía o desgarro de la musculatura del suelo pélvico). Se pueden dar casos después de una cirugía uroginecologica y también por sequedad vaginal ( cambios hormonales como el embarazo, lactancia, menopausia…).
  2. Media: El dolor se encuentra más profundo y no permite la penetración completa. Se suele asociar a la hipertonía del suelo pélvico, es decir, existe un aumento del tono de la musculatura. Las causas pueden ser cicatrices, espasmos musculares, puntos gatillos…
  3. Profunda: Duele al final de la penetración. Las causas pueden ser cicatrices ( histerectomías, cirugía de prolapsos o de incontinencia), prolapsos de las vísceras pélvicas, endometriosis y congestión e inflamación de los fondos de saco vaginales.

La mayoría de las pacientes con dolor en las relaciones sexuales presentan contracturas a nivel del Suelo Pélvico, secundarias a la actividad sexual dolorosa.

El tratamiento de fisioterapia que realizamos en Fisioma es individualizado, en función del diagnóstico realizada trataremos de una manera u otra, porque no todos los dolores son iguales.

Las técnicas que realizamos son las siguientes:

  • Terapia manual.
  • Relajación del diafragma y de la faja abdominal.
  • Drenaje Linfático Manual.
  • Diatermia.
  • Electroestrimulacion antiálgica.
  • Hipopresivos.
  • Masaje perineal, Epi-No.
Volver al listado de noticias