Gimnasia abdominal hipopresiva

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva aumenta el tono abdominal, tonifica el suelo pélvico, reduce la cintura y previene la incontinencia de orina. Cuatro cosas que interesan mucho a las mujeres que acaban de dar a luz, para recuperar la imagen que tenían antes del embarazo.

Debido a la complejidad de estos ejercicios, lo más recomendable es realizar los ejercicios bajo la supervisión de un fisioterapeuta experto en el tratamiento del suelo pélvico y con formación en Gimnasia Abdominal Hipopresiva

¿En qué consiste la gimnasia abdominal hipopresiva?

Creada por Marcel Caufriez, doctor en Kinesiterapia, en los años 80, la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) trabaja la musculatura abdominal sin perjudicar el suelo pélvico. Está especialmente indicada para mujeres en el posparto, deportistas y en periodo menopaúsico.

Consiste en grupos de ejercicios en los que a partir del control de la respiración y el diafragma se logra elevar las vísceras (útero, vejiga e intestinos). En las clases se enseña a las mujeres a elevar el ombligo hacia arriba desde el diafragma con una respiración especial. Así, se produce de una forma refleja una tonificación del suelo pélvico y de la zona abdominal. Se ejecutan en una postura estática.

Esta gimnasia, además, corrige la postura (con el embarazo se produce hiperlordosis, el aumento de la curva lumbar), coloca la columna sin dar presión abdominal, trabaja mucho los brazos y reduce la tensión del abdomen bajo. A veces, el vientre caído se debe a problemas posturales (hombros caídos, tendencia a sacar tripa, cabeza adelantada, pies y rodillas en mala posición).

La respiración hipopresiva se realiza en apnea. De esta manera, se estimula la apertura de las costillas y la succión abdominal. En los primeros días cuesta un poco, pero se va aprendiendo poco a poco.

¿Cuándo se puede iniciar este tipo de ejercicio hipopresivo?

Nunca se deben hacer ejercicios hipopresivos antes de los tres meses después del parto, es decir, una vez que el útero ha vuelto al tamaño anterior a dar a luz. En este periodo de involución uterina no se recomienda hacer ejercicio fuerte. Lo apropiado es realizar esta gimnasia durante seis meses, dos clases a la semana (aunque también es muy normal que sea una cada semana).

Los expertos en gimnasia hipopresiva primero evalúan el estado de la paciente (tono abdominal, test de incontinencia, peso, postura…) y, en función de éste, especifican el grupo de ejercicios más adecuados para el paciente.

En FISIOMA creemos que el realizar únicamente este tipo de ejercicios no es suficiente, es por ello que hemos creado una metodología que combina ejercicios hipopresivos, ejercicios de CORE o estabilización lumbopélvica, ejercicios de control postular (Low Presure Fitness) y ejercicios de tonificación y fortalecimiento del tren inferior. La combinación de todos estos ejercicios ayuda a mejorar el estado físico de los pacientes haciendo las clases amenas, de forma que los beneficios se ven sesión tras sesión.

Solicita información

Acepto lostérminos y condiciones de uso.

También te puede interesar

Activación
muscular

Las Técnicas de Activación Muscular (MAT) tienen un enfoque muy distinto al tradicional y son relativamente recientes.

Más info

Valoración
Ecográfica

Tratamos tus lesiones con una mayor precisión.

Más info

Articulación
Témporo-mandibular

Disfunción de ATM.

Más info

Conocer todos los tratamientos