Osteopatía estructural

La osteopatía estructural es la especialidad de la osteopatía que trata de restablecer el equilibrio del cuerpo, tras una alteración funcional, estructural o biomecánica del sistema músculo-esquelético. Esta lesión se puede producir por malas posiciones, caídas, estrés, esfuerzos intensos, etcétera, provocando una falta de movilidad.

El objetivo de esta técnica manual es corregir el desequilibrio que sufre el cuerpo para recuperar la elasticidad de los tejidos, aliviar el dolor y restablecer la salud general del paciente.

La osteopatía se basa en la interrelación de todos los sistemas del cuerpo humano, el cual funciona como una estructura global. Órganos, sistemas y mente son interdependientes, de manera que los problemas que afecten a cualquiera de ellos tendrán consecuencias en los demás. Por tanto, cualquier afección en el esqueleto, músculos, ligamentos o tejido conectivo alterará la estructura general del paciente. Del mismo modo, los problemas localizados en otras partes del cuerpo se reflejarán en el sistema músculo-esquelético, que se adaptará a la nueva situación de dolor o incomodidad.

La osteopatía estructural puede paliar los efectos derivados del estrés muscular. Un músculo tenso utiliza una gran cantidad de energía y reduce su elasticidad, algo que lo hace más propenso a ser dañado. El alivio de esta rigidez, además de terminar con el dolor, favorece la circulación de la sangre y de los fluidos linfáticos, facilitando así el transporte de nutrientes y oxígeno y la eliminación de desechos.

El tratamiento osteopático del diafragma y las costillas ayuda a mejorar afecciones del sistema respiratorio, paliando los efectos de enfermedades pulmonares como el asma o la bronquitis crónica.

La manipulación del sistema nervioso reporta también beneficios en la circulación saguínea y linfática, así como la respiración o las glándulas endocrinas, productoras de hormonas. La osteopatía estructural ayuda a conseguir estos beneficios.

Esta técnica manual está recomendada para pacientes con dolores musculares y óseos, trastornos psicosomáticos, hepáticos, respiratorios, digestivos, circulatorios o nerviosos.

La profesionalidad y destreza manual de nuestros fisioterapeutas y sus profundos conocimientos en estas prácticas garantizan al paciente de FISIOMA los mejores resultados.

Solicita información

Acepto lostérminos y condiciones de uso.

También te puede interesar

Ondas de
Choque

Descubre nuestro novedoso tratamiento de regeneración de tejidos dañados.

Más info

Valoración
Ecográfica

Tratamos tus lesiones con una mayor precisión.

Más info

Activación
muscular

Las Técnicas de Activación Muscular (MAT) tienen un enfoque muy distinto al tradicional y son relativamente recientes.

Más info

Conocer todos los tratamientos