Osteopatía visceral

La osteopatía visceral aborda las disfunciones del cuerpo humano desde el tratamiento de las vísceras.

La osteopatía tiene un carácter global del cuerpo humano, un carácter sistémico donde lodos los mecanismos están relacionados, y la afección en una parte concreta del cuerpo tiene consecuencias en las demás. Dentro del conjunto del cuerpo humano las vísceras tienen una importancia notable..

El objetivo de esta técnica manual es corregir el desequilibrio que sufre el cuerpo para recuperar la elasticidad de los tejidos, aliviar el dolor y restablecer la salud general del paciente.

Las lesiones que trata la osteopatía visceral tienen que ver  con la pérdida de las cualidades viscoelásticas del tejido conjuntivo, que pueden derivar, de forma refleja, en problemas en el sistema estructural. Por tanto, tratamos la relación entre cualquier tipo de lesión estructural y cómo esta afecta a las vísceras o viceversa, ya que, teniendo en cuenta los principios básicos osteopáticos, un sistema no puede entenderse si no es en relación con el resto de sistemas con los que se interrelaciona. Todos trabajan de forma conjunta gracias a los numerosos ajustes dinámicos y mecanismos de autorregulación que logran mantener el equilibrio interno.

Para el correcto funcionamiento de las vísceras y la perfecta realización de sus funciones es necesario que cada órgano disponga de su propio espacio, sin que este se vea invadido por otros órganos vecinos, asegurando así una buena movilidad entre ellos.

La osteopatía visceral no mueve los órganos, sino que los libera de la tensión producida por los tejidos de alrededor, mejorando el funcionamiento de las vísceras afectadas gracias a la recuperación de la movilidad. Esta liberación permite recuperar el equilibrio y la adaptación en el sistema visceral y, por extensión, en el conjunto corporal.

La osteopatía es a menudo la solución a numerosos trastornos del sistema visceral, como es el caso de molestias intestinales, estreñimiento, gastritis, trastornos digestivos relacionados con la vesícula biliar, hernia de hiato o alteraciones menstruales. También se han demostrado los beneficios de la osteopatía visceral en dolencias del aparato locomotor.

Esta terapia está asimismo indicada como terapia complementaria tras una intervención quirúrgica, sobre todo por problemas de cicatrización, ya que existe el riesgo de adherencias a la propia cicatriz.

Solicita información

Acepto lostérminos y condiciones de uso.

También te puede interesar

Ondas de
Choque

Descubre nuestro novedoso tratamiento de regeneración de tejidos dañados.

Más info

Valoración
Ecográfica

Tratamos tus lesiones con una mayor precisión.

Más info

Activación
muscular

Las Técnicas de Activación Muscular (MAT) tienen un enfoque muy distinto al tradicional y son relativamente recientes.

Más info

Conocer todos los tratamientos